domingo, febrero 19, 2017

El Dunning-Kruger homofóbico que varios #ConMisHijosNoteMetas llevan dentro

Hace poco más de un día apareció un vídeo de Cati Caballero, conocida animadora y actriz de la farándula peruana, apoyando la conocida campaña #ConMisHijosNoTeMetas, que pretende a través de diversos "argumentos", cada uno más reñido con la lógica elemental, con la evidencia empírica o sencillamente apelando a mentiras sin fundamento, y con ello desbaratar y excluir el enfoque de género de la currícula escolar, algo que ya viene desde el año 2014. 

Al verlo e indignarme por las múltiples inconsistencias, incongruencias y errores de concepto (como por ejemplo confundir identidad de género, identidad sexual y orientación sexual), decidí hacer un comentario tratando de exponer los conceptos, para partir del error de comprensión evidente que este personaje público cometió en el vídeo, y que, consecuentemente, traería consigo una serie de adherencias y desinformación pese al mencionado yerro. 

También, sopesé, que seguramente tendría varias críticas a mi postura. Lo que no me esperaba es que estas críticas fueran en realidad INSULTOS, DESCALIFICATIVOS, AMENAZAS y hasta el uso de información privada para intentar denigrar y atacar mi postura, en lugar de centrarse en mis argumentos. Es decir, una serie de falacias ad hominem. Esto, viniendo de personas religiosas, que profesan, entre otras cosas, que deben dar la otra mejilla, que no deben tirar la primera piedra, que deben perdonar a quienes les ofenden y amar a su prójimo, es realmente notable. 

Casi se puede respirar el odio, la violencia y el miedo de varios de estos individuos, quienes pretenden, como sea, imponer sus ideas sobre los demás, olvidándose de los medios. Se supone que de eso es lo que se están quejando, que les están imponiendo, según ellos, una supuesta "ideología de género" solo porque la palabra género está puesta en la página 16 de la currícula. Ellos mismos promueven esta línea de pensamiento, por lo demás, bastante ridícula, Si no me creen, vean este vídeo.

Primero, adjuntaré mi postura incial. A continuación, haré un listado de pantallazos de las intervenciones más violentas, algunas que merecieron mis respuestas, siempre alturadas y centradas en los argumentos, y no en las personas, así me hayan insultado, vejado, descalificado, etc. Ustedes mísmos podrán comprobarlo.


Vamos con aquellos a los se les dio por tildarme de homosexual y afines, solo por el hecho de opinar al respecto. Tal parece que son incapaces de advertir que uno puede tener una postura diferente a sus intereses. O sea que para ellos un animalista debe ser un animal, o solo un toro podría ser antitaurino.

 Un tipo que se alucina que sabe lo que hago con mi trasero.
 Otro que me dice pervertido y llama cochinada a la "ideología de género". La única cochinada es su comportamiento.

 Desde "falladito" hasta estar seguros que soy gay. Otro ya se aventura a involucrarme políticamente con Odebrecht. Otro que muy a lo Philip Butters dice que si soy gay mi opinión "no importa". Finalmente un piadoso cristiano llamándome loco y que ojalá no tenga hijos.
 Ok.
Mariposón y hecho leña. ¿Leerán lo que escribo?

Algunos fueron tan ingeniosos que merecieron atención y respuesta.

 Este conspiranoico jura que los homosexuales pretenden una sociedad homosexual.
 La vieja confiable técnica: si apoyas a los gay, debes ser gay.

 Los ideólogos que llaman ideología a lo que no es ideología.
 Antropología sexual forense.
 Nombre de varón.
 Es increíble como la sola palabrita "género" les hace imaginar cosas más enrevesadas que la hipótesis de Velikovsky.
 El escéptico... solo de lo que le conviene. Las estadísticas sobre bullying escolar, en particular el homofóbico, pueden verse aquí.
Los padres quieren obligar a sus hijos a no construir su identidad de género. Bueno, aún así, no podrán hacer gran cosa respecto a que ellos lleguen a ser quienes realmente son. Les guste o no.

De lo más bizarro que me tocó fue experimentar el ataque a mi persona a partir de fotografías mías. Al menos en tres oportunidades, sujetos distintos intentaron invalidar mis argumentos por una divertida foto que me fue tomada en un evento profondos del Programa de Atención Educativa para Niños con Facultades Talentosas Sobresalientes (PAENFTS). En este evento se desarrollaron diversas actividades, como una llamada "El Manicomio", en el que un grupo de estudiantes te vestían con diferentes prendas, te dejaban todo un loco, y te paseaban por el recinto. Sin embargo, pretendieron usar esa foto para advertir que soy "homosexual" (enfermo, etc.) y que por lo tanto mi opinión está sesgada. Comparto aquí uno de los pantallazos de este ataque artero, y el origen de la fotografía.
En una segunda foto, se observa a mi persona compartiendo una sesión de karaoke, siempre en el marco de aquella celebración profondos.

Esto sí que realmente me sorprendió. no esperaba un comportamiento tan bajo.

Al final no todo fue malo, algunos me apoyaron. A ellos este intento por emparejar, en algo, tanto daño que le están haciendo a la gente con mentiras infundadas, con niños caminando largas horas bajo el voraz calor de uno de los peores veranos de nuestra historia.







El efecto Dunning-Kruger es un fenómeno psicológico en el que una persona incompetente cree tener la razón y se cree poseedor de ella. Es un sesgo cognitivo, según el cual los individuos con escasa habilidad o conocimientos sufren de un sentimiento de superioridad ilusorio, considerándose más inteligentes que otras personas más preparadas, midiendo incorrectamente su habilidad por encima de lo real. Este sentimiento de superioridad, para mí, es claro que tiene origen en lo religioso. El problema es que, mientras más grave es, menos posible es para estas personas darse cuenta de su error y suelen proferir ataques destemplados hacia las personas que no opinan lo mismo. Merced a su ideología moral, que supuestamente los conmina a ser mansos, calmos, terminan desaforándose y convirtiéndose en personas agresivas, violentas y con evidente odio y miedo. Esto es lo que percibí entre ayer y hoy, que interactué con estas personas en la Página #ConMisHijosNoTeMetas. Intenté advertirles que lo que busca el MINEDU es precisamente reducir el índice de bullying, en particular el de bullying homofóbico, y eso fue precisamente lo que hicieron conmigo, me dieron una muestra muy clara de lo que  les están enseñando a sus hijos. A cómo ser homofóbicos en casa. Después vemos casos de niños que se suicidan por no ser aceptados por su orientación sexual, ¿pero quién aboga por ellos? ¿Y quién aboga por los niños abusadores, que no son otra cosa que víctimas indirectas de los odios de sus padres?

No hay comentarios.: